miércoles, julio 8

EL SHAMAN Y LAS PLANTAS MEDICINALES


“¡Bienvenidos a la farmacia de la Selva!” fueron las palabras que expresó el Shaman de la escuela de IWIAS. Aquí van a encontrar la cura para todo mal y también plantas que pueden predecir el futuro, como el Hayahuasca que es una especie de alucinógeno que se realiza en las noches en un ritual que dura de 4 a 5 horas, muchos turistas vienen al país solo para participar de este famoso ritual.

O la hoja de la vida que se trata de una hojita que usted puede preguntarle alguna cosa y la guarda en la mitad de un cuaderno si a los 5 días la hoja a retoñado y le han salido raíces eso quiere decir que su deseo se cumplirá, si se ha marchitado eso quiere decir que la respuesta a su pregunta o deseo es negativa.

En caso de heridas poco profundas, el musco que crece en los árboles es eficiente para cortar el sangrado y hacer que se cicatrice la herida, solo toma el musgo y lo mastica hasta que se haga una pasta color verde olivo y se lo aplica directamente a la herida, esto también va a impedir que la herida se infecte.

En un ambiente selvático obviamente no tienes comida para escoger así que tienes que alimentarte de plantas, frutos exóticos y hasta gusanos que son ricos en vitaminas y grasas, como es el caso del gusano que habita dentro del tronco del palmito llamado Mayón. Varios de nuestros compañeros se atrevieron a comerlo y no se quejaron del sabor, y fueron compensados con un pequeño presente, una especie de lanza decorada con plumas de colores.